Turismo Rural con niños «sensaciones perdidas»

Dejarse llevar por el dulce aroma de tierra mojada, por la contemplación de un paisaje inspirador, sintiendo el frio viento sobre la piel, sin más, sin extravagantes aventuras y estresantes actividades. Así puede ser tú experiencia en el Ecocentro El Cantalar, un lugar sencillo, acogedor cuya única aspiración pasa por hacer de tus días de vacaciones una experiencia única en un entorno muy especial como es el P.N.  Sierras de Cazorla Segura y las Villas.

Nos encanta escuchar los niños correteando por sus patios y jugando en la reguera mientras sus padres acuden a la tertulia tranquila de un café caliente frente a la chimenea. Y es que si lo que buscas es recuperar la esencia del bosque, de lo rural, de lo importante, entonces tenemos lo que estas buscando.

De vacaciones con tus hijos significa tener un espacio para que puedan jugar y corretear, cuentos para leerles incluso la oportunidad de compartir una película infantil con palomitas o un taller de pan y dulces con ellos, El Cantalar no es un alojamiento para familias, es mucho más que eso, es un lugar especial orientado para ti y para tus hijos para disfrutar de momentos únicos en el paseo matutino en busca de ardillas en los cipreses, o en el cuenteo infinito de los peces en la alberca mientras le echan migas de pan para que asomen sus cabezas emocionadas o ,recoger tomates del huerto para el desayuno o las lechugas para el almuerzo.

Encontrarás un menú con productos locales, una dieta sana y equilibrada pensada para ti y para los más pequeños. Con nuestro comedor contribuimos a la economía local comprando algunos de los productos a los hortelanos cercanos al Ecocentro y ofreciendo frutas y verduras de temporada.

Dieciocho años trabajando para construir un espacio lo más ecológico posible, pioneras del turismo sostenible en Cazorla,  basado en la eficiencia y la eficacia y donde los viajeros y viajeras que han pasado por aquí nos van dejando su impronta, sus ideas,  pero sobre todo algo de ellos mismos, sus recuerdos.

Nunca quisimos parecernos a nadie, ni convertirnos en un alojamiento de ciudad en medio del bosque, simplemente aspiramos a que te sientas cómodo y te olvides por unos días del alboroto diario para concentrarte en lo verdaderamente importante.

El entorno natural te ayudará a recuperar sensaciones pérdidas a gozar de olores insospechados, de sabores de la tierra, el sonido del viento, el crujir de las hojas y todo ello de forma armónica en este lugar tan especial.

Si todavía no has recorrido la alameda de nuestro camino en Otoño, ni has recogido madroños durante el invierno o te has tomado un té bajo la higuera en primavera,  o has descansado bajo los cipreses en verano, sabes, tienes algo pendiente ¿lo vas a dejar pasar?.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies